DeportesLocal

Victoria de galones para el UBU San Pablo Burgos frente a EÓN Horneo Alicante 27-25

El UBU San Pablo Burgos se ha llevado una importante victoria frente a EÓN Horneo Alicante en El Plantío (27-25). Dos puntos que son esenciales para la lucha por el ascenso, que les asegura matemáticamente disputar el play-off y que les permite depender de ellos mismos para disputarse el primer puesto y hacerlo de forma directa.

El partido empezaba con tensión y nervios iniciales ante la trascendencia del encuentro. Alicante se ponía uno arriba en el marcador (1-2) y los cidianos pagaban los primeros errores en ataque. Lloria desde la portería marcaba territorio, parando el primer siete metros del partido a favor de los Alicantinos.

Pronto Burgos empataba a 2 el luminoso y, a los siete minutos, llegaba la primera exclusión en el plantel burgalés de Javier Espinosa, que Alicante aprovechaba para volverse a adelantar en el encuentro.

Durante los siguientes minutos del partido, se repetía la misma situación una y otra vez. Burgos conseguía ventaja de dos en el marcador y Alicante empataba el partido aprovechando errores del cuadro local y marcando desde los siete metros, utilizando el siete contra seis para sus ataques. Un modo de juego que ralentizaba el ritmo de los cidianos.

Así fue hasta los últimos cinco minutos de la primera mitad. Entonces otra parada clave de Lloria daba alas a su equipo, que se soltaba en los momentos anteriores al descanso. A 10 segundos del final, era excluido Matheus Novais de Alicante y con un gol de Arthur en el último segundo dejaban el marcador 12-9.

En la segunda mitad, Burgos ya salía con un plus añadido y llegaba a ponerse 5 arriba nada más reanudarse tras el descanso, aprovechando esa superioridad. Aunque Alicante no bajaba los brazos en el partido, y por momentos llegaba a ponerse un gol abajo, los rojinegros eran capaces de mantener la diferencia suficiente en el marcador para acabar llevándose la victoria (27-25).

Ni las exclusiones, ni los momentos de mayor confusión que beneficiaban a Alicante, puesto que llegaban cuando más cómodo se sentían los locales en la pista, pudieron arrebatar los dos puntos a los cidianos.

Dos puntos que tras la jornada de División de Honor Plata Masculina disputada este fin de semana, servían para recortar distancias con Balonmano Guadalajara y agrandarlas con Caserío de Ciudad Real, permitiendo así que los burgaleses solo dependan de ellos mismos para conseguir la primera plaza de la clasificación en los cuatro partidos que quedan de liga.

Roi Sánchez afirmaba tras el partido: “Un partido que sabíamos que iba a ser superduro. Todo el partido, Alicante ha planteado un 7 contra 6 que nos ha frenado mucho el ritmo.

Ha habido momentos que nos hemos precipitado, sobre todo cuando robábamos alguna bola, que no hemos sabido meterlas de campo a campo, lo cual nos ha hecho estar un poquito más apretados al descanso pero con buenas sensaciones. Creo que les hemos controlado bien.

En la segunda parte sí que hemos ido más a rachas, sobre todo hemos sufrido mucho en las exclusiones incluso ellos creo que se han puesto a un gol. Pero el equipo ha sabido sobreponerse incluso con la presión evidente de la situación”.

El siguiente encuentro será el próximo sábado, 20 de abril, contra Dólmenes Antequera a partir de las 18:30 horas en el Pabellón Municipal Fernando Argüelles.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba