Un cuarto de millón de visitantes en el Museo de Dinosaurios

admin | 21 septiembre, 2022 | Responder

El Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes (Burgos) ha recibido al visitante 250.000. Se trata de Rubén Risco Fidalgo, un madrileño que recibió un diploma que certifica ese hecho, así como varios productos de merchandising del Museo y de la Fundación Dinosaurios CyL

Los visitantes que recibe el Museo tienen orígenes y motivaciones variadas:
Mayoritariamente de Castilla y León y provincia de Burgos; de otras CCAA, las primeras son, en orden decreciente: Madrid, País Vasco, Cataluña. De origen internacional, se han recibido visitantes de todos los continentes del mundo.

El tipo de visitante: mayoritario familias, grupos de escolares y estudiantes (desde Infantil a Universitarios), grupos de asociaciones, docentes, etc.

A lo largo de su existencia, el Museo ha sufrido las consecuencias de la crisis económica de 2008 y de la reciente e inacabada pandemia de coronavirus. La primera de ellas tuvo un impacto menor que en otros centros museísticos del país, disminuyendo solo en torno a un 10% sobre la media de visitantes anuales.

Con la crisis del coronavirus, el confinamiento supuso un descenso notorio en las visitas en 2020, pero a continuación se produjo una recuperación exprés que provocó un aumento del 90% en 2021. De hecho, en estos últimos años se mantiene una tendencia al aumento de visitas anuales: 2019 fue el año de más visitas de toda la serie: 14750.

Estas cifras son muy importantes y significativas para un museo que dispone de recursos financieros y expositivos humildes. Uno de los puntos fuertes es la exposición de fósiles auténticos (hay muy pocas réplicas), algunos de los cuales puede tocar el visitante; otro es el que varios de esos fósiles son únicos en el mundo, como los del dinosaurio Demandasaurus darwini, la tortuga Larachelus o el lagarto Arcanosaurus.

De este modo, la colección paleontológica del museo sálense goza de una relevancia internacional notable, como manifiestan reiteradamente los expertos nacionales e internacionales que conocen sus fondos patrimoniales.

Creemos resaltable subrayar que esa cifra se consigue en un museo radicado en la llamada España Vacía, dispone de un presupuesto justo para funcionamiento, y no desarrolla campañas de promoción. Pero son unas cifras que, por otra parte, no alcanzan algunos museos de la CCAA que gozan de presupuestos muy superiores al salense y que se localizan en capitales de provincia.

Y esta situación se consigue por la fascinación social que sentimos los humanos por los dinosaurios (ratificada en todo el planeta), pero también se sostiene en el esfuerzo económico que han realizado las sucesivas Corporaciones municipales salenses, el equipo científico formado por miembros del Colectivo Arqueológico y Paleontológico de Salas (C.A.S.), el apoyo financiero de la Fundación Dinosaurios en Castilla y León (en la que participa la Diputación de Burgos).

Asimismo algunos ayuntamientos de la comarca, los amigos y protectores de la Fundación, los voluntarios y diferentes empresas colaboran y comparten una convicción clara del valor de este patrimonio y de la necesidad de recuperarlo, conservarlo y de ponerlo en valor.

Si la población de Salas de los Infantes está en torno a 2.000 habitantes, el número de visitantes que ha recibido el Museo desde su apertura supone multiplicar por 125 su población (el lector puede aplicar esa proporción en nuestras capitales castellanoleonesas para estimar el impacto que tiene el museo salense en esta pequeña ciudad, y por extensión en la comarca serrana).

Hay que añadir que a esas cifras se añadirían los miles de visitantes anuales a los yacimientos de icnitas de dinosaurios comprendidos en la ruta patrimonial Tierra de Dinosaurios (http://www.fundaciondinosaurioscyl.com/es/c/?idsec=365), que se extiende desde Quintanilla de las Viñas (con yacimientos que conservan las huellas únicas de tipo Iniestapodus burgensis), pasando por Salas de los Infantes y llegando hasta Regumiel de la Sierra, vertebrando así una amplia comarca.

Los 250.000 visitantes se estima que habrán generado un impacto económico en Salas y su comarca superior a 13.750.000 euros. Además, el Museo funciona como un atractivo turístico que anima la llegada de visitantes a lo largo de todo el año, y no de manera puntual, generando riqueza en su entorno, produciendo Ciencia, ofreciendo recursos didácticos y desarrollando actos culturales abiertos a la sociedad.

El patrimonio en dinosaurios custodiado en el Museo salense concita en torno a él eventos científicos como el único congreso sobre dinosaurios que se celebra en España de forma periódica, exposiciones temporales en otros lugares del país, excavaciones en yacimientos de huesos, plantas y huellas fosilizadas, actos de divulgación de la Ciencia e incluso eventos deportivos multitudinarios como la Marcha Demandasaurus.

El futuro del Museo debiera pasar por una apuesta decidida de las Administraciones públicas supramunicipales por este patrimonio que genera riqueza y un potencial de producción científica, divulgativa, didáctica, cultural y económica que ahora esta infrautilizada al disponer de recursos humildes.

Ejemplos en España y otros países abundan: quien apuesta por los dinosaurios, obtiene retornos económicos y sociales considerables.

Tags: , , ,

Categoria: Local, Noticias, Provincial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR