Diecinueve estudiantes de Castilla y León participaron en el Campus Inclusivo sin límites

admin | 17 julio, 2022 | Responder

En torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), pilares de la Agenda 2030 en la construcción del futuro que queremos; se ha desarrollado esta semana el Campus Inclusivo sin límites en la Universidad de Burgos. Este campus se diseñó el propósito de facilitar a los estudiantes acercarse al mundo de la Universidad, mostrando las oportunidades de futuro que ofrecen las universidades inclusivas.

Promovido por el Ministerio de Universidades y la Fundación ONCE, la Universidad de Burgos ha celebrado la cuarta edición del Campus Inclusivo sin límites en el que han participado 19 estudiantes con y sin discapacidad procedentes de Salamanca, León, Soria, Aranda, Palencia…. Estos jóvenes han podido disfrutar de un programa de actividades de carácter científico, cultural y deportivo.

Destinado a estudiantes de 1º o 2º Bachillerato, Ciclo Formativo de Grado Medio. y 4º de E.S.O., el Campus Inclusivo ha sido organizado conjuntamente por las 4 universidades públicas de Castilla y León a través de los Servicios de Apoyo a Estudiantes con discapacidad.

Gracias a esta iniciativa, los estudiantes participaron en el taller de Movilidad sostenible en tu ciudad ¿Qué puedes hacer tú? impartido por los profesores Marta Miguel Borge (Investigadora Margarita Salas incorporada al Grupo de Investigación BULEVAFUENTES de la UBU) y Hernán Gonzalo Orden profesor del Área de Ingeniería e Infraestructura de los Transportes de la UBU.

La actividad comenzó presentando algunos ejemplos de la movilidad del futuro a través de la literatura fantástica donde se presentan ciudades y civilizaciones que han colapsado y que tienen que volver a renacer y reinventarse.

Los profesores mostraron ciudades oscuras, contaminadas, afectadas por desastres naturales… para posteriormente mostrarles ciudades actuales que YA sufren los problemas de contaminación del aire, altas emisiones de CO2 que aceleran el calentamiento global, de degradación, de diseño centrado en el vehículo privado, con problemas de seguridad vial, sin vida de barrio.

Posteriormente se les lanzó una encuesta para conocer cómo se desplazaban ellos a su centro de estudio, conocer qué otras opciones tenían y preguntarles sobre los principales problemas que ellos se encuentran en su día a día para desplazarse por la ciudad y se les animó a plantear soluciones.

Para cerrar la primera parte del taller se les dio una pequeña formación sobre cómo podrían diseñarse las ciudades para reducir estos problemas y se les explicó en qué consiste la movilidad sostenible y algunas acciones que se pueden llevar a cabo para que menos gente utilice el vehículo privado y se desplace más a pie, en bicicleta o en transporte público.

Ya en la segunda parte del taller, como actividad práctica, recibieron unas pautas de cómo crear un RAP y por grupos compusieron estrofas para crear un rap reivindicativo. Los distintos grupos buscaron letras que animaran a cambiar la forma de movernos por la ciudad, cómo convertirla en un lugar de todos, donde quienes cuenten sean las personas, todas ellas, sin excluir a nadie.

Con la misma base musical ensayaron sus estrofas que junto con un estribillo común las juntaron con las de los otros grupos para finalmente cantar el rap todos juntos.

Para cerrar el taller se procedió a realizar una pequeña encuesta con la finalidad de valorar lo aprendido sobre movilidad sostenible y percepción de la mayor o menor sostenibilidad de los distintos modos de transporte.

A continuación, los estudiantes del Campus Inclusivo realizaron el Taller “La salud de nuestros ríos” en el laboratorio de Química Analítica de la Facultad de Ciencias, una serie de experimentos sobre la calidad de las aguas superficiales con los que se buscaba crear conciencia sobre la importancia que tiene cuidar el medioambiente.

Mediante experimentos sencillos llevados a cabo para la determinación de algunos parámetros, como pH, conductividad, dureza…, en base a los cuales establecieron la calidad de aguas de distinta procedencia. El desarrollo de estos experimentos permitió abordar aspectos relacionados con la importancia de la vegetación en la ribera de los ríos, la presencia de agentes tensioactivos y otros contaminantes, la depuración de las aguas, el uso responsable de las mismas…, y su impacto medioambiental.

Las profesoras del Área de Química Analítica de la Universidad de Burgos, Ana Herrero Gutiérrez, Susana Palmero Díaz, Celia Reguera Alonso y Silvia Sanllorente Méndez, desarrollaron este taller en el marco del proyecto Erasmus+ “STEAM in the secondary school with no barriers for blind and visually impaired pupils” en el que participan.

Por otro lado, la psicóloga Itziar Quevedo Varona impartió el taller Surfeando las olas: la ansiedad y la calma, en el Aula Vitamina T de la Residencia Universitaria; Alberto Ferarios “Mis fotos en la redes sociales” y Miguel Ángel Queiruga “física manipulativa”.

Los alumnos fueron recibidos por el Vicerrector de Responsabilidad Social, Cultura y Deporte, Delfín Ortega, y por la responsable de la Unidad de Apoyo a Estudiantes con discapacidad, Natividad de Juan. El vicerrector subrayó que el Campus Inclusivo sin límites es una experiencia única e irrepetible que permite la sensibilización y colaboración mutua entre los estudiantes con distintas capacidades y que persigue construir un mundo más inclusivo.

Tags: , , , ,

Categoria: Local, Noticias, Provincial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR