San Juan Pablo II: Una parroquia con un «gran y actual patrono

admin | 24 octubre, 2022 | Responder

Francisco Gil Hellín ha sido el encargado de consagrar el altar de la parroquia que él mismo impulsó en 2010, cuando todavía estaba al frente de la archidiócesis de Burgos. Más de una década después de la erección de la parroquia, su iglesia ha sido dedicada esta mañana coincidiendo con su fiesta litúrgica a San Juan Pablo II.

El santo papa será el encargado de «defender» la nueva parroquia «de los peligros materiales y espirituales», de «presentar a Dios las peticiones» de su comunidad y de «guiar y marcar el camino» a sus fieles para «alcanzar la eterna bienaventuranza del cielo», tal como ha señalado en su homilía.

De hecho, la alocución del arzobispo emérito ha servido para glosar las virtudes de Wojtyla, a fin de que los feligreses «pongan los ojos en ellas» y las ofrezcan «como un tesoro propio y específico al resto de las parroquias de la ciudad y la diócesis».

En este sentido, ha invitado a la nueva comunidad a poner en el centro a Jesucristo, a la Virgen María y la familia, igual que hizo el papa polaco. «El grito-propuesta de san Juan Pablo II debe resonar sin cesar en vuestros proyectos y en vuestras acciones», diseñadas desde la perspectiva de la nueva evangelización.

«No tengáis miedo de abrir esas puertas y las de vuestro corazón a Jesucristo, redentor y salvador de los hombres». «Alegraos de tener un patrono tan grande y tan actual y confiadle todos vuestros proyectos y acciones evangelizadoras», ha insistido.

Nueva iglesia

Aunque la parroquia lleva ya años funcionando en el conocido como S-4 de la capital, no ha sido hasta hoy cuando estrenaba templo. La arquitecta, Adriana Cañada, ha entregado las llaves del moderno edificio al arzobispo emérito, que ha abierto sus puertas para que accedieran a su interior los numerosos fieles y sacerdotes que han participado en la celebración, así como el arzobispo, Mario Iceta, el arzobispo emérito Fidel Herráez, el obispo emérito de Jaén, Ramón del Hoyo y autoridades civiles y militares.

La liturgia de dedicación del edificio a san Juan Pablo II ha estado cargada de simbolismos. Se han asperjado con agua bendita las paredes de la iglesia y en su ambón se ha proclamado por primera vez la Palabra de Dios.

Tras el canto de las letanías, sobre la base del altar se han colocado las reliquias del santo titular de la parroquia. Después, el arzobispo emérito ha ungido el altar y las paredes del templo con santo crisma y se ha quemado sobre el ara abundante incienso. Más tarde, un mantel y unas velas han adornado el altar, sobre el que se ha celebrado por primera vez la eucaristía.

Al concluir la celebración, el párroco, Julián Palencia, visiblemente emocionado, ha subrayado que «ahora este trocito de tierra es el lugar que tenemos que llenar de la gloria de Dios».

Ha agradecido a todas las personas que han permitido llevar adelante el proyecto y ha animado a la edificación de «una comunidad cristiana, verdadera parroquia»: «Pasaos por San Juan Pablo II, merece la pena», ha pedido anunciar a sus feligreses.

Tags: , , ,

Categoria: Local, Noticias, Provincial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR