Cajacírculo

La suciedad se apodera de Burgos mientras el PSOE se alegra de pagar 15 millones más por el contrato de basuras al expulsar la oferta más económica

admin | 10 agosto, 2021 | Responder

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Carolina Blasco, ha mostrado este martes su preocupación por la situación en la que se encuentra el contrato de basuras, el más cuantioso de los que dispone el Ayuntamiento de Burgos, ya que asciende a unos 180 millones de euros.

Una situación que se ve agravada por las constantes “sorpresas” que marcan el proceso de licitación. La última es que el bipartito se muestre satisfecho de haber expulsado de la licitación la mejor oferta económica sobre la mesa y que suponía un ahorro para las arcas públicas de 1,5 millones de euros anuales, que podrían haberse destinado para cubrir otras necesidades de la ciudad.

“Es intolerable en estos momentos esta alegría y despreocupación en el gasto del dinero de los burgaleses” ha manifestado Blasco, a quien que tampoco sorprende en un bipartito que tira de cheque como un nuevo rico. “Para ellos no hay límite y desconocen las obligaciones de gastar eficientemente”, ha afirmado.

Los burgaleses, a los que este incremento en el coste del contrato de recogida de residuos les repercutirá en su tasa de basuras en 2023, seguro que no se mostrarán tan contentos como el bipartito por pagar más por lo mismo, ha explicado Blasco, antes de señalar que entonces, claro, ellos ya no estarán en el gobierno para dar explicaciones.

Analizando el expediente, el PP ha constatado que esta inverosímil situación en la que una empresa es directamente excluida sin poder explicarse se ha producido por una incorrecta elaboración de los pliegos, una elaboración final en la que el PSOE no quiso tener en cuenta al PP después de haberles ayudado a reducir el importe del contrato.

En efecto, la oferta definitivamente expulsada no ha podido explicar cómo afrontaba en su propuesta el mantenimiento de los contenedores que tan solo suponía 300.000 euros en un importe global de 18 millones de euros anuales. Es decir que se les expulsa sin poder justificar una cantidad que supone un 1,6 por ciento del contrato cuando el ahorro generado sería del 8 por ciento, pero al bipartito esta situación les genera mucha alegría.

Cualquier licitador que haya incurrido en baja temeraria se puede explicar pero los expulsados no han podido hacerlo por un defecto en el detalle de los anexos del pliego que la ha llevado a su exclusión directa.

Blasco ha recordado que el PSOE inició la licitación del nuevo contrato en 2019 cuando el aún no había finalizado y 21 meses después, “todo el proceso se encuentra bajo el paraguas del oscurantismo y la paralización del bipartito”.

Mientras todo esto sucede en lo administrativo, ha explicado Blasco, la suciedad va poco a poco apoderándose de la ciudad sin que nadie lo impida y la imagen de cochambre que ofrecen muchas islas de contenedores es cada vez más habitual.

Una situación que, más allá de lo estético, puede derivar en un problema de salud pública, sobre todo debido a las altas temperaturas de la temporada estival, por lo que la portavoz del Grupo Municipal Popular ha exigido al equipo de gobierno local una solución inmediata a esta circunstancia.

“Es lamentable la imagen de ciudad que se ofrece y lo peor es que los burgaleses tienen que pagar las consecuencias de su nefasta gestión”, ha concluido Blasco.

Tags: , , , ,

Categoria: Local, Noticias, Provincial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR