cajacirculo_circulo_creativo

El alcalde de Burgos Daniel de la Rosa y el portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos Vicente Marañón presentan la Modificación Proyecto de Presupuestos 2020

admin | 18 mayo, 2020 | Responder

El Ayuntamiento de Burgos lleva actuando con un presupuesto prorrogado desde hace tres años. El último año en el que la ciudad tuvo un presupuesto actualizado fue en 2017, gracias al acuerdo del anterior equipo de gobierno con el grupo municipal socialista, entonces en la oposición. Durante estos últimos tres años nos hemos visto obligados a trabajar mediante modificaciones de crédito, sobre todo para ir solventando las inversiones que necesariamente tenían que continuar ejecutándose.

Esta situación extraordinaria nos ha impedido durante todo este tiempo actualizar las principales partidas de gasto vinculadas a los principales contratos de este Ayuntamiento, que llevaban muchos años, incluso décadas, sin renovarse, y que adolecen de mucha más financiación para acometer las actuaciones que necesariamente hay que ejecutar en una ciudad cuya demanda de servicios es mayor que la existía hace 5, 10 o 15 años.

Algunos de los contratos que necesariamente van a tener que incrementar su presupuesto para poder licitarse este año son:
Tratamiento de residuos y limpieza viaria: + 3 millones
Administración electrónica: + 900.000 € de media cada año
Mantenimientodel alumbrado público: + 600.000 €
Gestión de tráfico: + 500.000 € millones

En cuanto a las inversiones comprometidas que deben contar con un presupuesto este año, solo señalar que en su conjunto suponen: 16,6 millones. Por otro lado, tenemos la obligación de incorporar al presupuesto el incremento salarial del 3% a los trabajadores municipales, así como reflejar los acuerdos con la policía local y los bomberos. Todo el capítulo de personal se tiene que incrementar en 3,6 millones.

Está fue la situación de partida con la que el grupo municipal de Ciudadanos y el grupo municipal socialista empezaron a finales del año pasado a trabajar un acuerdo que posibilitara un proyecto de presupuestos que diera respuesta a todas estas necesidades y que, además, reflejara el proyecto de ciudad que ambas formaciones comprometieron a sus electores hace justo un año y cuyas bases se iban a asentar ya en 2020.

El acuerdo de presupuestos entre ambas formaciones se alcanzó el pasado 6 de febrero, y en plazo de un mes se fue conformando el expediente del proyecto de presupuestos del Ayuntamiento de Burgos, obteniendo el dictamen favorable de la Comisión de Hacienda para poder aprobarse inicialmente en el pleno ordinario del mes de marzo.

Y llegó la pandemia del Coronavirus. Entre otras muchas consecuencias, la paralización de la actividad social, económica e institucional durante prácticamente todo el mes de marzo, conllevó la imposibilidad de que se pudiera celebrar el pleno ordinario del mes de marzo y, por tanto, el proyecto de presupuestos del Ayuntamiento de Burgos para el año 2020 no se pudo aprobar inicialmente.

Dadas las circunstancias, y ante la suspensión de los plazos aún vigente para que dicho presupuesto pudiera aprobarse en todo caso de manera definitiva, el pasado 6 de abril trasladé como alcalde en la Junta de Portavoces la necesidad de alcanzar un acuerdo entre todas las formaciones políticas sobre las medidas económicas y fiscales que debíamos acometer para ayudar a las personas y familias más vulnerables, a los autónomos y empresas que están sufriendo las crisis económica derivada de esta pandemia, y abordar una modificación presupuestaria extraordinaria y urgente sobre el presupuesto prorrogado de 2017 que recogiera dicho acuerdo.

El acuerdo se suscribió dos días después y el Pleno ordinario del mes de abril aprobó la modificación de crédito correspondiente financiando con 6,5 millones esas medidas a cargo del remanente de tesorería.

Ni el gobierno municipal ni su socio presupuestario, hemos renunciado en ningún momento a dejar sin un presupuesto actualizado a las necesidades de nuestra ciudad en este difícil año 2020. Todo lo contrario. El hecho de que tengamos que analizar cómo afecta la crisis económica a la previsión presupuestaria que habíamos establecido para este ejercicio, nos ha ofrecido la posibilidad de poder modificar esa previsión y ajustarla a las actuales circunstancias en el propio proyecto de presupuestos, lo cual me lleva a pensar que es una suerte que aún no hayamos podido aprobar inicialmente el presupuesto, porque de lo contrario tendríamos que haberlo modificado urgentemente en cuanto estuviera aprobado definitivamente perdiendo un tiempo imprescindible para poder ejecutar sus partidas antes de final de año.

De este modo hace ya varias semanas le solicité formalmente a la titular del órgano de gestión tributaria una nueva valoración y cuantificación de la caída de ingresos tributarios que íbamos a tener que asumir durante este periodo. Paralelamente le trasladé al servicio de intervención que hiciera lo mismo con los ingresos no tributarios.

Hoy en la Comisión de Hacienda, se ha dado traslado a todos los grupos políticos municipales del informe del órgano de gestión tributaria, que establece que el Ayuntamiento de Burgos va sufrir una merma de ingresos derivados de la paralización y relantización de la economía local durante estos meses, así como de la suspensión y exención del cobro de tasas y precios públicos en la mayor parte de los servicios municipales: 5,21 millones. Los más relevantes son los siguientes:

Multas por infracciones de tráfico: -1,5 millones
ICIO: – 1 millón
Precios públicos en trasportes urbanos (autobuses): – 810.000 €
Tasa de estacionamiento de vehículos: – 500.000 €

Esta disminución de la previsión del presupuesto de ingresos para los próximos meses, nos permite actualizar el presupuesto de gastos de cara a la aprobación del presupuesto municipal. Durante esta última semana C’s y el equipo de gobierno hemos estado trabajando sobre el proyecto de presupuestos para aplicar los recortes necesarios en el proyecto de presupuestos que compensara esta caída de ingresos.

En este sentido es muy importante subrayar que ambas formaciones hemos procedido a priorizar en primer lugar aquellos programas de gasto e inversión que deben sostenerse para ayudar a las decenas de miles de vecinos y vecinas nuestros que se encuentran en una situación precaria e incluso de vulnerabilidad, derivada de la crisis de la COVID-19. En segundo lugar, aquellas líneas de ayuda necesarias para impulsar nuestra economía local, a nuestras empresas, PYMES y autónomos, sobre todo de los sectores más castigados. Y en tercer lugar hemos salvaguardado la capacidad del Ayuntamiento para que se puedan seguir acometiendo inversiones en la ciudad, priorizando las más necesarias, con las generar empleo y colaborar en la reactivación económica.

Entre los principales programas de gasto e inversión que vamos a suprimir del proyecto de presupuestos se encuentran:

Un recorte de 1,63 millones de euros respecto a lo que teníamos previsto presupuestar para el IMCT para este año, que pasa de 10,79 millones a 9,16 millones. Este recorte se produce principalmente en el área de festejos, que disminuye respecto a lo previsto inicialmente en el proyecto de presupuestos en 700.000 €. Esto se traduce que el IMCT va a seguir contando con prácticamente el mismo presupuesto que mantenía desde 2017 (9,02 millones), incluso se incrementará en 140.000 €.

Queda demostrado que, a pesar de la necesidad de acometer importantes recortes en el proyecto de presupuestos, el gobierno municipal sigue apostando por la cultura de nuestra ciudad.

De entre todas las inversiones solo renunciamos a una, el centro municipal de Gamonal (620.000 €) que, no obstante, recuperaremos en futuros ejercicios presupuestarios cuando sea posible.

Del contrato de patrocinio con Air Nostrum para la promoción de nuestro aeropuerto, vamos a dejar de pagar este año 350.000 €. Se corresponde con el periodo que como mínimo la compañía ha dejado de prestar servicio. Al respecto aprovecho para comentarles que como presidente de la sociedad de promoción, hace una semana trasladé a Air Nostrum la ampliación del contrato el año que viene por el mismo periodo de tiempo que el que no operen en Burgos este año.

En cuanto a las subvenciones y convenios del capítulo 4 y 7 de transferencias corrientes y de inversión del Ayuntamiento, se va a producir un recorte de medio millón de euros. Este recorte no afecta en ningún caso a las ayudas y los servicios sociales que prestamos a nuestros vecinos y vecinas. Mención aparte merecen las subvenciones de cooperación al desarrollo, que no nos ha quedado más remedio de recortarlas un 20 %, pasando de 1,075 millones a 860.000 €.

Respecto a los programas de gasto corriente se recortan en su conjunto en 1 millón de euros.

Este gobierno y su socio presupuestario quieren ganar el futuro de la ciudad para los burgaleses, y para ello es fundamental que desde el Ayuntamiento lideremos la recuperación económica en Burgos. Debemos gestionar el presente, pero no podemos renunciar al futuro, y por eso tenemos la responsabilidad de aprobar un presupuesto que se ajuste a las difíciles circunstancias que estamos atravesando, pero que le permita a la ciudad seguir avanzando.

Antes de ceder la palabra al portavoz de Ciudadanos, Vicente Marañón, sí que me gustaría recordar algunos de los compromisos que el gobierno socialista mantiene en el presupuesto:

800.000 € para iniciar la remodelación de la plaza de Santiago en Gamonal.
300.000 € para la construcción de la nueva escuela infantil Río Vena.
1,65 millones para la compra de 5 nuevos autobuses urbanos.
615.000 € para la construcción de nuevos tramos del carril bici.
350.000 € para financiar las obras de remodelación del centro municipal de San Cristóbal y e iniciar la construcción del centro municipal de Cótar.
1 millón de euros para avanzar con el proyecto del nuevo Mercado. Norte y la remodelación del Mercado G-9.
1,27 millones para financiar la remodelación de las Llanas.
150.000 € para finalizar la remodelación de los espacios de uso público en San Juan de Los Lagos.
785.000 € para iniciar la remodelación de la plaza San José Obrero.
265.000 € para finalizar la obra de la calle Pozanos en la barriada de los Ríos.
150.000 € para avanzar con la renovación de los coches de la policía local.
300.000 € más a la promoción industrial, turística y a financiación de nuevos proyectos de ciudad.
100.000 € para suscribir un nuevo convenio con la Federación de Hosteleros (se recortan 50.000 € por la imposibilidad de celebrar la feria de tapas de Sampedro).
50.000 € para el convenio de digitalización industrial HUB Burgos.
30.000 € para financiar la edición de este año de la Fiesta de las Flores.
Y por último, 50.000 € para seguir avanzando en el cumplimiento de los ODS de la Agenda 2030 a la que no podemos renunciar.

Tags: , , , ,

Categoria: Local, Noticias, Provincial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR