Rosa Valdeón insiste en el objetivo ‘Siniestralidad Cero’ en la Estrategia Integrada de Empleo

admin | 17 noviembre, 2015 | Responder

La consejera de Empleo ha inaugurado la jornada ‘20º Aniversario de la Ley 31/1995 de Prevención De Riesgos Laborales, pasado, presente y futuro de la Prevención de Riesgos Laborales’, que se ha desarrollado esta mañana en la Sala Polisón del Teatro Principal de Burgos. La jornada ha estado dirigida especialmente a profesionales del sector, empresarios, delegados de prevención, representantes sindicales y trabajadores.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales introdujo importantes cambios en materia de seguridad y salud laboral transformándose en la piedra angular de una normativa extensa y compleja. De esta forma, la Ley se convirtió en la garantía para establecer un adecuado nivel de protección de la salud de los trabajadores, frente a los riesgos derivados de las condiciones de trabajo, todo ello de forma coordinada y eficaz en la prevención.

Tras 20 años de la aplicación de la Ley, la evolución y los progresos realizados se reflejan en la reducción de los accidentes de trabajo y en la evolución y mejora en la forma de entender el trabajo y la seguridad laboral.

El Diálogo Social es uno de los elementos básicos de la política de prevención de riesgos laborales en la Comunidad, al igual que en el resto de políticas sociales y de empleo, y es una de las claves de los logros conseguidos en los últimos años. El propio Estatuto de Autonomía lo define como principio rector de las políticas públicas.

El I Acuerdo para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla y León 2003-2005 se firmó el 5 de noviembre de 2002, y sirvió para acordar acciones en materia de prevención de riesgos laborales e inserción laboral y social de inmigrantes. Además las medidas se orientaron especialmente hacia las PYMES que eran las que tenían mayores dificultades para aplicar medidas preventivas.

A partir del año 2006, Castilla y León experimentó un importante crecimiento económico en el que se generan nuevos escenarios laborales, como consecuencia de la globalización, de la nueva gestión empresarial y de las nuevas formas de flexibilidad laboral.

Todos estos condicionantes presentan nuevos problemas que llevan a establecer políticas cada vez más específicas. De esta forma, nace el II Acuerdo para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla y León del periodo 2007-2010.

El éxito de las medidas consensuadas con los agentes económicos y sociales en los acuerdos anteriores lleva a desarrollar un conjunto de medidas en 2011 en el III Acuerdo para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla y León, mientras se avanza en el acuerdo de una nueva estrategia a más largo plazo, que permite seguir profundizando en el desarrollo de una cultura preventiva.

A finales del año 2011 se concluyó un gran acuerdo, la Estrategia Regional Integrada de Empleo, Formación Profesional y Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad en el Empleo, con vigencia en el periodo 2012-2015, en el que se incluye el IV Acuerdo para la Prevención de Riesgos Laborales en Castilla y León.

Este plan tiene como objetivo la consecución de una reducción significativa de la siniestralidad en los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, cuyo objetivo es avanzar hacia la ‘Siniestralidad Cero’.

En 2015 termina la vigencia de la Estrategia, 20 Aniversario que implica en estos momentos un importante ritmo de trabajo con los agentes económicos y sociales para consensuar la nueva Estrategia, que contemplará el V Acuerdo para la prevención de riesgos laborales, el eje de actuación en esta materia durante toda la legislatura.

A pesar de esa tendencia, en 2014 se han producido en España 424.625 accidentes de trabajo con baja en jornada laboral, de los que 467 han sido accidentes mortales y más de 8.000 enfermedades profesionales con baja, cifras que podrían reducirse significativamente con una adecuada prevención de riesgos laborales en las empresas.

En el mismo periodo se han registrado en Castilla y León un total de 19.801 accidentes de trabajo con baja en jornada laboral y 311 enfermedades profesionales con baja. La distribución de los accidentes con baja en jornada de trabajo indica que 19.593 fueron calificados como leves, 178 se calificaron como graves y se han producido 30 accidentes mortales de los cuales 12 corresponden a lesiones no traumáticas y 6 han sido consecuencia de accidentes de tráfico.

Tags: , , , , ,

Categoria: Conferencias, charlas y ponencias, Local, Noticias, Provincial, Solidaridad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR