Una nueva escultura del Homo Antecessor en el MEH

Maria José Romero | 30 julio, 2014 | Responder

El Museo de la Evolución Humana (MEH) ha presentado esta mañana la nueva escultura hiperrealista de Homo Aantecessor, realizada por la paleo-artista francesa Elizabeth Daynès y que se suma a las otras nueve reproducciones de otras tantas especies que representan el largo y complejo camino de la evolución humana, representado en la Galería de los Homínidos del Museo. Esta escultura llega cuatro años después de la inauguración del Museo y ha sido realizada por la autora del resto de figuras que pueblan dicha galería. La artista francesa no se ha decidido a realizarla antes de la inauguración del MEH al considerar insuficientes los restos fósiles disponibles para llevarla a efecto en dicho momento.

Los aproximadamente 160 restos fósiles de Homo Antecessor representan muchas partes esqueléticas, pero la gran mayoría se encuentran en estado fragmentario, por lo que los investigadores han debido realizar un esfuerzo intelectual importante para averiguar el tamaño y la forma de los elementos esqueléticos de la especie. Esto no representaba un problema para ellos, entrenados para esta labor, pero si lo ha sido para Elisabeth Daynès, que requirió de información extra aportada por el codirector de los Yacimientos de Atapuerca, José María Bermúdez de Castro, que ha actuado como asesor científico para que finalmente podamos contar con la escultura del “Chico de la Dolina”.

La escultura de la cabeza de Antecessor se basa en el maxilar ATD6-69 -que perteneció a un chico o una chica de unos diez años-. Este resto fósil pudo completarse con un hueso frontal (ATD6-15), quizá del mismo individuo; ambos proporcionan una idea muy fiable del aspecto facial de los adolescentes de Homo Antecessor. A ellos se añadió la mitad izquierda de la mandíbula ATD6-96, de una mujer muy joven. Con estos datos y los dibujos realizados por el dibujante y anatomista Mauricio Antón, se ha realizado la reconstrucción de la cabeza de Homo Antecessor.

Además, los trabajos científicos permitieron averiguar que la cara de los adultos de esta nueva especie era tan parecida a la nuestra como la del “Chico de la Gran Dolina”. El tamaño del cerebro y la forma del cráneo han seguido siendo una incógnita. No obstante, empleando mediciones indirectas del hueso frontal, se pudo averiguar que el cráneo de esta especie tenía un cerebro algo superior a los 1.000 centímetros cúbicos. El siguiente paso fue esculpir el cuerpo de aquel adolescente y averiguar su estatura y proporciones corporales, lo que pudo resolverse a partir de algunos de los restos mejor conservados del esqueleto post-craneal que se han ido encontrando en el Yacimiento y a las investigaciones desarrolladas por el equipo, que permitieron ir obteniendo una idea bastante clara de su estatura, robustez, características de sus extremidades y la forma del cráneo. El resultado final es la escultura que se presenta hoy, precisamente en el año en el que se celebra el 20 aniversario del descubrimiento de Homo Antecessor en el Yacimiento de la Gran Dolina de la Trinchera del ferrocarril de la Sierra de Atapuerca por parte de Aurora Martín, coordinadora del MEH.

 

Categoria: Atapuerca, Local, Noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR