1.900 escolares de la provincia han participado este curso en actividades de educación ambiental

Maria José Romero | 6 junio, 2014 | Responder

La Diputación Provincial y la Fundación Caja de Burgos quieren hacer de los escolares participantes en sus Programas de Educación Ambiental los protagonistas del Día Mundial del Medio Ambiente. En este sentido, ambas instituciones quieren incidir en la importancia de los programas específicos de educación ambiental que se están desarrollando en los centros educativos de los municipios más pequeños de la provincia, y clausurar de manera oficial el curso 2013-2014 con la participación activa de los alumnos del Colegio Rural Agrupado “La Demanda” de Huerta del Rey.

Los Programas de Educación Ambiental se han venido desarrollando en todos los centros educativos de los municipios menores de 20.000 habitantes que así lo solicitaron, y han consistido en una serie de actividades con los alumnos en el entorno ambiental de estos centros (salidas de campo, talleres de observación, etc.) así como en las propias aulas, facilitando igualmente a los profesores de los centros la información necesaria para integrar estos conceptos en las asignaturas curriculares. Estas actividades están diseñadas y desarrolladas por monitores especializados del Aula de Medio Ambiente de la Fundación Caja de Burgos, y se han dividido en tres subprogramas dirigidos a Infantil, Primaria y Secundaria. En total, durante el curso 2013-2014 han participado cerca de 1.900 alumnos de los treinta y tres centros educativos.

Tanto la Diputación Provincial, a través de su Servicio de Medio Ambiente, Aguas y Montes, como la Fundación Caja de Burgos a través de su Aula de Medio Ambiente, confían en que la organización de estas actividades contribuya a aumentar la sensibilización medioambiental en los municipios de la provincia y a fomentar comportamientos ambientalmente sostenibles entre los más jóvenes que luego sean transmitidos por estos al resto de ciudadanos de nuestro medio rural. Por ello, se pretende dar continuidad a los diferentes programas durante el próximo curso escolar.

Ambas instituciones, que aportan los medios económicos y materiales y los recursos humanos necesarios para la organización y ejecución de estas actividades, apuestan de este modo por la educación ambiental como alternativa de desarrollo en el medio rural. En concreto, el Convenio vigente establece una aportación anual de 30.000 euros por parte de la Diputación Provincial de Burgos y de 15.000 euros por parte de la Fundación Caja de Burgos, que a través de su Aula de Medio Ambiente se encarga del diseño y ejecución de todos los programas de educación y voluntariado ambiental. De esta cantidad, 35.000 euros se dedican anualmente al desarrollo de los programas de apoyo al sistema educativo en el medio rural.

Categoria: Noticias, Provincial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR