El Ayuntamiento reforzará las medidas para garantizar la seguridad de los pasajeros de los autobuses urbanos

Tatiana Brezmes | 9 abril, 2014 | Responder


El Servicio Municipal de Autobuses de Burgos reforzará las medidas para garantizar la seguridad de los pasajeros que utilizan el transporte público, después de que ayer uno de sus conductores perdiera el control del vehículo, tras sufrir un desvanecimiento mientras realizaba su trabajo en la línea 18, que cubría el primer recorrido de la mañana entre el barrio de Fuentecillas y la plaza de Mío Cid a las 7.20 horas.

Se da la circunstancia de que el mismo conductor, que tiene 35 años, había sufrido otro desvanecimiento el pasado 5 de marzo en la calle Vitoria, por lo que había sido sometido a reconocimiento médico tanto en la Seguridad Social como en la mutua municipal y en el servicio de prevención, siendo dado de alta para incorporarse a sus funciones en el transporte urbano municipal.

Según fuentes municipales, los servicios de Urgencias del Hospital de Burgos mantuvieron en observación al conductor del autobús municipal. El hospital atendió también a otras tres personas que viajaban en el mismo y que sufrieron heridas de carácter leve con motivo del choque del autobús con el edificio de la esquina de la calle Conde de Guadalhorce, según informa el Servicio de Autobuses del Ayuntamiento de Burgos.

El autobús afectado es un modelo convencional de los usados en el Ayuntamiento, con siete años y medio de servicio, y pertenece a la flota de “Submercedes”, adquirida por el servicio mediante el sistema de renting.

 

Categoria: Local, Noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR