Optimismo y prudencia tras la reunión celebrada ayer en el Ministerio de Justicia para tratar el tema del TSJ

Tatiana Brezmes | 24 septiembre, 2013 | Responder

Contentos, esperanzados, optimistas, pero con actitud prudente. Esos eran los sentimientos que según el alcalde Javier Lacalle reinaban ayer tarde entre los tres asistentes a la reunión mantenida esa misma mañana en el Ministerio de Justicia.

Esos sentimientos eran fruto de la conversación mantenida por el alcalde, el decano de los abogados y su homóloga del colegio de procuradores con el subsecretario, Juan Bravo, quién según Lacalle mantuvo en todo momento una actitud receptiva ante las inquietudes y preocupaciones que le expresaron.

Lo que se sacó en claro de esa reunión es que, pase lo que pase, la sede del TSJ de Castilla y León permanecerá en Burgos, pero preocupa el tema del traslado de dos de las salas que actualmente están en la sede de Burgos, como son la Sala de lo Penal y la Sala de lo Civil. Por otro lado, el Alcalde explicaba que se habló de la inquietud que genera la posibilidad de que el presidente del Tribunal Superior de Justicia se trasladara fuera de Burgos para presidir esas salas.

Bravo dejó claro en todo momento que se trataba de una propuesta, no de un proyecto del Ministerio. Será a finales de octubre, principios de noviembre, cuando se conozca el texto del proyecto de Ley de Planta y Demarcación Judicial, y hasta ese momento y aunque las impresiones han sido positivas, en Burgos no se bajará la guardia.

Categoria: Noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR