La imaginación, el sentido del humor y el color inundaron el centro de Burgos durante el desfile de Carnaval

Tatiana Brezmes | 11 febrero, 2013 | Responder

El sábado por la tarde los burgaleses hicieron acopio de ropa e imaginación, y a pesar del frío, inundaron las calles del centro para disfrutar del tradicional desfile de carnaval, que partió del Arco Santa María y finalizó en la Plaza Mayor.

Algunos, y acorde al termómetro que en esos momentos marcaba 3ºC, escogieron transformarse en muñecos de nieve, y otros, en pingüinos de graciosos andares.

El colorido y el sentido del humor sirvieron de musa a la hora de diseñar los disfraces: personajes típicos como la refunfuñona doña Cuaresma, o los danzantes, jinetes, cabezudos y zancudos compartieron protagonismo con el circo y sus payasos, malabaristas, hombres forzudos y lanzadores de cuchillos, con monjas coquetas, con músicos marchosos o presumidas y coloridas muñecas.

Y si no pudisteis verlo en directo, aquí os dejamos un resumen para que disfrutéis con el carnaval burgalés, que no seremos Tenerife, pero ganas de fiesta no nos faltan.

Categoria: Noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR