XXXI Vuelta a Burgos

Elena Calatrava | 15 diciembre, 2009

La Vuelta a Burgos se fundó en el año 1946, aunque no tuvo continuidad ya que sólo se distupó dos años consecutivos. Ya en la decada de los años ochenta la prueba ciclista fijó sus cimientos y desde 1981 se realiza cada año. Hasta 1986 estaba considerada como un Open de Ciclismo (prueba abierta) sin embargo al año siguiente, en 1987, alcanzó el rango de Profesional Internacional. El gran dominador de esta época fue Marino Lejarreta, que consiguió imponerse durante tres años seguidos (1986, 1987 y 1988) y de nuevo dos años mas tarde en 1990. Éste ciclista vizcaíno sigue siendo el más laureado.
Durante la década de los años noventa y principios del nuevo siglo, la Vuelta a Burgos vivió sus años dorados con grandes estrellas del ciclismo entre sus participantes. Pedro Delgado, Alex Zülle, Abraham Olano (que ganó dos Vueltas consecutivas en 1998 y 1999) o Tony Rominger son algunos de los corredores que se adjudicaron la ronda burgalesa en ésta década. Otros participantes como Miguel Indurain o Lance Armstrong no llegaron a ganar la prueba, pero su presencia fue sin duda un signo de la importancia de la carrera. En éstos años la Vuelta a Burgos estaba considerada como una de las mejores vueltas con la máxima catalogación dentro de las carreras de una semana.
Con la creación en 2005 de los Circuitos Continentales UCI, las vueltas ciclistas fueron diferenciadas según rangos. La Vuelta a Burgos quedó englobada en el UCI Europe Tour, un escalón por debajo de las UCI ProTour (máxima categoría), a pesar de mantener su calificación de 2.HC. Éste descenso de categoría fue un duro golpe para la carrera, y muchos patrocinadores, televisiones y equipos renunciaron a su presencia. En 2009, la diputación provincial (la organizadora) no aseguró la realización de la ronda por falta de apoyos económicos, aunque finalmente salió adelante.
El recorrido de la Vuelta a Burgos ha ido variando con los años. En 1999 se ascendió por vez primera al alto de San Juan del Monte, un puerto corto de tercera categoría cuyas últimas rampas superan el 9% de media y con máximas del 14%. Desde entonces casi cada año una etapa ha acabado en dicho puerto cercano a Miranda de Ebro.
En 2008, la organización tomó la decisión de variar el tradicional final de la Vuelta a Burgos en la capital burgalesa. Desde aquella edición son las Lagunas de Neila, y su puerto de categoría especial con rampas del 15%, quien acoge la última etapa.

Categoria: Noticias

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR